Descubre cómo elegir las mejores cremas naturales para la noche

El cuidado de la piel y, muy especialmente, del rostro es muy importante si deseamos mantener un aspecto radiante y saludable. Para protegerla debemos asegurarnos de crear una rutina diaria que nos ayude a mantenerla bien nutrida y preparada para afrontar cada momento del día.

Un momento clave es el cuidado nocturno, ya que por las noches nuestra piel puede descansar y regenerarse, lo que le permite recuperarse del desgaste diario, tanto de la luz solar, como de la contaminación.

Es en esta fase donde es aconsejable incluir en nuestro ritual cremas cosméticas naturales que le puedan aportar todos los nutrientes que necesita para revitalizarse. En el mercado existen diversas marcas especializadas en este tipo de productos, entre las que destaca Weleda, con productos naturales y sostenibles.

En este artículo, hablaremos sobre por qué es recomendable usar una crema de noche y daremos algunos consejos para facilitar la elección del producto adecuado para el cuidado de cada tipo de piel.

 

Razones para usar una crema de noche

Son muchos los motivos para incluir en nuestra rutina de belleza el uso de una crema de noche, pero podemos destacar los siguientes:

  • Aporta hidratación y nutrientes, especialmente a las pieles más secas. Además, permite reducir la aplicación de hidratantes durante el día.
  • Mayor efecto sobre las arrugas y líneas de expresión, debido a que al dormir los músculos faciales reposan y se reduce la gesticulación.
  • Contiene principios activos que ayudan a reparar los daños que la contaminación, el maquillaje o los rayos UV han causado durante el día.
  • Activa la regeneración de la elastina y el colágeno con lo que se reduce la flacidez, gracias al aumento de la circulación sanguínea cutánea.
  • Facilita la renovación celular, ya que nuestra piel está más receptiva, consiguiendo potenciar su brillo natural y reparar algunas arrugas.

 

Principios activos más beneficiosos para la piel

  • Ácido hialurónico: es una gran fuente de hidratación para la piel y se encuentra de manera natural en ella. Sin embargo, con el paso del tiempo sus niveles descienden, lo que puede ocasionar que la piel se vuelva más delgada y pierda elasticidad.
  • Althaea Officinalis: es el nombre científico de la raíz de malvavisco, que tiene propiedades regenerativas. Es especialmente recomendable para pieles secas o irritadas, debido a su poder refrescante y calmante.
  • Retinol: también conocido como vitamina A, vuelve la piel más tersa, disminuyendo las arrugas. Además, tiene poder despigmentante por lo que es efectivo eliminando manchas cutáneas.
  • Aceite de aguacate: rico en antioxidantes naturales como las vitaminas A, B, C, D y E, omega 3 y 9.
  • Aceite de Jojoba: aporta hidratación sin sensación grasosa, ya que penetra en la piel, aportando antioxidantes. Es muy eficaz en la prevención de las arrugas y neutralizando radicales libres.
  • Manteca de Karité: nutritiva e hidratante, ya que favorece la elasticidad de la piel y tiene efectos reparadores y regenerativos. Esto se debe a que contiene vitaminas A, D, E y F.

 

¿Cómo elegir la crema de noche más adecuada para cada tipo de piel?

A la hora de elegir la crema más adecuada para las necesidades de cada tipo de piel, debemos considerar, los siguientes factores claves:

  • La formulación del producto: debemos asegurarnos de que el producto es de calidad y fabricado con productos naturales que puedan mantener nuestra piel bella.
  • El tipo de piel: seca, grasosa o mixta.

Según nuestro tipo de piel debemos escoger una crema de noche de ciertas características, que pueda ayudar de forma más eficaz a revitalizar nuestra piel durante el descanso.

Cremas de noche para pieles secas:

Para estos casos es recomendable optar por cremas altamente nutritivas y oclusivas. Debemos buscar productos con un alto contenido en aceites o que contengan manteca de karité y también glicerina y ácido hialurónico.

Este tipo de piel es propensa a las arrugas finas, que se pueden eliminar mediante la exfoliación, por lo que una crema que contenga un exfoliante natural como el retinol puede ser una elección acertada.

Cremas de noche para pieles grasas:

Este tipo de piel necesita cremas que le ayuden a regular la grasa para evitar la aparición de granos o puntos negros, unos aliados eficaces para conseguirlo son el ácido salicílico y el retinol, siempre que no tengan un base grasa. La crema ideal para este caso es una ligera, que no bloquee los poros de la piel.

Cremas de noche para pieles mixtas:

El cuidado para las pieles que mezclan zonas secas con otras más grasas, debe adaptarse al clima. En épocas frías, lo aconsejable es decantarnos por cremas protectoras o nutritivas, mientras que para el calor conviene una crema reparadora y que brinde una alta protección UV, preferiblemente con ácido hialurónico y vitamina C.

 

En conclusión, es muy aconsejable incluir en nuestra rutina de cuidado de la piel una buena crema de noche, que permita a nuestra piel hidratarse y regenerarse en las horas de descanso. Para elegir la más adecuada para nosotros, podemos conocer nuestro tipo de piel y escoger cosméticos de calidad como los de Weleda, elaborados con productos ecológicos y naturales.

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *