<![CDATA[

El Barcelona se despidió de la Liga oficiosamente ante el Granada. No son solo los diez puntos que le separan del Real Madrid, ni las 14 jornadas que faltan, son las sensaciones que transmiten los blaugrana, que combinadas con las que ofrecen los blancos, conducen a esa desoladora conclusión. Para quien no vea una crisis de larga duración en lo que le está sucediendo a este club basta con reducir las estadísticas generales al emparejamiento particular. El Granada, penúltimo y solo capaz de puntuar fuera de casa esta temporada en Almería y Montjuïc, lleva cinco partidos consecutivos sin perder ante el Barça. Si eso no es una señal, que baje Dios y lo vea. Ni siquiera el retorno de Ter Stegen cerró el grifo de los goles en contra. No hay lampista en la plantilla. Solo Lamine Yamal aporta luz en un paisaje oscuro y desmoralizador.

Seguir leyendo…

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *