La respuesta personal que mandaba Steve Jobs por correo electrónico cada vez que alguien tenía problemas con su iPhone

26 de junio de 2010. España amanecía de resaca futbolística tras la victoria de la selección 2-1 frente a Chile que le permitía clasificarse para los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, campeonato del que a la postre saldríamos vencedores. Al otro lado del charco, Steve Jobs recibía quejas en su correo personal a costa del famoso antennagate que sufría el flamante iPhone 4 lanzado apenas un par de días antes.

Para los que no recuerden o directamente no sepan de aquel caso, fue en esencia un problema de construcción de las antenas del iPhone que impedía que el dispositivo recibiese buena cobertura cuando se tapaba su antena colocada en la esquina inferior izquierda. Sucedía no sólo al ponerle una funda, sino también al agarrarlo con la mano (más grave aún). Esto de inicio fue algo que Apple negó. En lo relativo a su entonces CEO, Steve Jobs, él mismo se encargaba de responder a algunos de los primeros usuarios que se quejaban.

«Me encanta todo de mi nuevo iPhone, salvo los problemas de cobertura»

Con esa sutileza, el lector de MacRumors apodado como “rfbandit” se dirigió a Steve Jobs por correo electrónico. El ahora CEO Tim Cook se ha ganado buena fama de persona cercana al público por responder prácticamente a todos los emails que recibe. De Jobs nunca se dijo aquello, aunque exceptualmente respondía y la mejor prueba es que rfbandit obtuvo respuesta de su parte. Aunque no le gustó nada lo que dijo.

Email

Respuesta de Jobs a un consumidor que se quejó de los problemas de recepción del iPhone 4 (Imagen: rfbandit en MacRumors)

«No hay problemas de recepción. Manténte al tanto.»

Apenas siete palabras en dos frases (ocho y dos en la versión traducida). No se esmeró mucho Jobs en la respuesta, aunque en cierto modo era de esperar. Apple negaba de inicio que existiese semejante problema en los iPhone 4. No obstante, denotaba cierto cambio de opinión interna en la compañía, puesto que días antes se habían estado lanzando comunicados genéricos en los que sencillamente se instaba a los usuarios a no agarrar el iPhone de la esquina inferior izquierda.

{«videoId»:»x8sb01o»,»autoplay»:true,»title»:»LAS APPLE VISION PRO NO SON LO QUE ESPERABA: Mi Experiencia», «tag»:»Webedia-prod»}

Es posible que de aquellas Apple ya estuviese empezando a ser consciente del problema y que creyesen que su solución pudiese partir de una actualización de software o algo así. Por ello, aquel “manténte al tanto” podría venir por eso. Aunque al final es sólo una hipotésis.

Apple y Jobs reconocieron el error. Aunque a su manera…

Lo del iPhone 4 y sus problemas de recepción fueron probablemente la primera gran polémica en la historia del iPhone, apenas tres años después de haber lanzado por primera vez su smartphone y en la que era ya la cuarta generación.

El "cameo" más inusual que hemos visto de Steve Jobs en la toda la historia de la televisión

En Applesfera

El "cameo" más inusual que hemos visto de Steve Jobs en la toda la historia de la televisión

Como ya decíamos al inicio, el origen del problema venía por una mala colocación de las antenas del dispositivo, que dificultaban que recibiese buena señal cuando se agarraba el iPhone tapando la esquina inferior izquierda. También cuando se le ponía una funda que fuese algo robusta. Fueron centenares los clientes que se quejaron al ver cómo la señal recibida por su smartphone disminuía de forma considerable al tapar aquellas antenas.

Bumpers

No se reconocía el problema y sin embargo se enviaban bumpers gratis con los que no había problemas. El culmen de lo absurdo en aquellos tiempos.

Apple quiso hacer oídos sordos y esto llegó a perjudicar a las ventas de su flamante iPhone 4. La crisis de reputación era patente y realmente no tardamos demasiado en ver las consecuencias. En el mes de agosto de aquel 2010, el jefe de la división de iPod y iPhone abandonó la empresa. Mark Papermaster asumió el error en primera persona, aunque casi 15 años después seguimos sin saber si fue empujado a ello, si fue de mutuo acuerdo o si realmente fue una marcha voluntaria.

El caso es que de puertas hacia fuera, Apple mantenía una postura cuando menos contradictoria. Por un lado negaba el problema, pero por otro instaba a no tapar aquella parte de las antenas o a usar bumpers en lugar de fundas. De hecho, llegaron a lanzar un programa con el que los afectados podían solicitar bumpers gratuitos.

Pese a que Apple afirmó que las antenas no eran el problema, se rediseñaron para el iPhone 4s y jamás volvieron a arrojar problemas a los del iPhone 4.

«No somos perfectos y los teléfonos no son perfectos», llegó a decir Steve Jobs para más adelante instar a los aquejados a devolver sus iPhone 4 y recibir la integra devolución del dinero. Aunque, eso sí, en el plazo legal de 30 días y no como excepción. Así que sí, se reconocía el error, pero tampoco acababan por dar con una solución que abordase el problema.

Una actualización de software llegó finalmente a enmendar parte del problema, aunque no todo. Apple pidió finalmente disculpas y aclaró que desde el primer iPhone se habían colocado así las antenas, en aquella esquina inferior izquierda, y que nunca fue un problema.

En su obsesión por ser el número 1, Steve Jobs hizo algo de lo que muchos estarían avergonzados

En Applesfera

En su obsesión por ser el número 1, Steve Jobs hizo algo de lo que muchos estarían avergonzados

En cualquier caso, el siguiente iPhone acabó por rediseñar las antenas y librando de cualquier tipo de problema a sus compradores. Para cuando se lanzó aquel iPhone 4s, ya había fallecido Steve Jobs, quien de todas formas había estado supervisando el desarrollo del dispositivo hasta que a finales de agosto de 2011 abandonó su cargo por la enfermedad que padecía.

Jobs también se marchó sin llegar a ver algunas de las consecuencias legales y económicas del antennagate, como que en el año 2012 la compañía californiana se vio obligada a compensar a algunos de los demandantes.

Imagen de portada | Álvaro García M. con Ideogram

En Applesfera | «Trabajé en Apple durante 10 años y esto es lo que Steve Jobs me enseñó para tener éxito en cualquier cosa en la vida»

En Applesfera | Solución a los problemas de cobertura en el iPhone cuando hay fallos con el Wi-Fi, datos móviles o llamadas


(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src=»https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js»;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

La respuesta personal que mandaba Steve Jobs por correo electrónico cada vez que alguien tenía problemas con su iPhone

fue publicada originalmente en

Applesfera

por
Álvaro García M.

.

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *