Los problemas de TikTok con la música

Tras una serie de largas conversaciones, la mayor compañía discográfica del mundo, Universal Music Group (UMG), ha decidido retirar sus contenidos de la red social TikTok, algo que está generando muchos problemas para unos usuarios que ven de repente que no pueden añadir a sus vídeos la música de muchos de sus artistas preferidos, y cómo los vídeos antiguos que utilizaban esa música se reproducen ahora en un patético silencio.

Según la compañía, las razones para la retirada son tres: la primera, que TikTok no está haciendo lo suficiente para evitar la proliferación de deepfakes generados algorítmicamente que ponen en peligro la reputación de los artistas que representa, que tampoco toma medidas adecuadas para evitar la violación de los derechos de autor de esos mismos artistas (más de doscientas mil denuncias de la compañía solo en la primera mitad de 2023), y que además, no paga suficiente en concepto de royalties.

Los artistas representados por UMG, que es el fruto de la fusión y consolidación histórica de muchas otras discográficas, van desde la multigalardonada y ubicua Taylor Swift (más de doce millones de vídeos en la plataforma con el hashtag #taylorswift, más muchos cientos de miles con los títulos de sus discos o sus canciones), hasta artistas como Bad Bunny, Billie Eilish, Bob Dylan, Coldplay, Elton John, Kendrick Lamar, Lady Gaga, U2, the Weeknd y miles más. Es bastante difícil pensar en música de las últimas cinco o seis décadas sin encontrarse con artistas representados por UMG.

La decisión de UMG supone no solo un problema para TikTok, que pasa a tener un atractivo mucho menor para muchos de sus usuarios, sino también para unos artistas que creían que todo lo que tenían que hacer para tener éxito era conseguir que su música sonase y se convirtiese en memes virales en la plataforma china. UMG ha publicado una carta abierta explicando los motivos de su decisión, pero por el momento, la situación es la que es: los vídeos antiguos con música propiedad de UMG no suenan (en algunos casos muestran un mensaje que dice «Sound removed due to copyright restrictions», y en otros ni eso), los nuevos no permiten incluirla, y tanto TikTok como los artistas y muchos usuarios deben estar al borde del ataque de nervios.

No es extraño que una compañía que posee un catálogo tan importante como UMG presione para obtener mejores condiciones, y de hecho, lo han hecho anteriormente con otras plataformas. Lo que sí es raro es que TikTok permita que la situación llegue hasta ese punto, y sea tan torpe como para permitir que la negociación se rompa y termine provocando la frustración de una cantidad sin duda significativa de sus usuarios.

Seguramente, como todas las cuestiones de dinero, será simplemente cuestión de retomar la negociación, ajustar los porcentajes que recibe la discográfica por el uso de la música de los artistas que representa, y plantear algún tipo de medidas para limitar el impacto del uso irregular y de los deepfakes, pero por el momento, esa es la situación.

Veremos cómo evoluciona.


This article is also available in English on my Medium page, «TikTok and the sound of silence«

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *