Nuestro viaje a Laponia

Lo prometido es deuda, y tal como dije en nuestro perfil de instagram @eliandeli_ aquí os traigo un post sobre nuestro viaje a Laponia. Vovimos el miércoles por la noche y todavía hoy nos parece haber vivido un sueño. Nunca os había interesado tanto un viaje como este. La verdad es que hemos recibido muchos comentarios y preguntas; ¡y no me extraña! Porque es un viaje increíble e ideal para ir en familia. Los niños han disfrutado a tope, ¡pero nosotros también! Así que aquí os dejo el viaje con todo detalle. Va para largo, porque ya sabéis que me enrollo como una persiana, ¡pero espero que os guste y os sirva!

El viaje lo hemos montado por nuestra parte, sin agencias. Contratando directamente vuelos, hotel y excursiones. Y ciertamente nos ha salido a las mil maravillas. Hemos tenido mucha suerte. Pero realmente en Laponia lo tienen muy bien montado. Hablan perfectamente inglés en todas partes y son muy amables, muy predispuestos con los visitantes. Hemos ido tres familias, con 6 niños en total. El más mayor Luis con 7 años y la más pequeña Isabella con 1 año y 3 meses. Antes de ir mucha gente nos dijo que Isabella era demasiado pequeña, pero no queríamos esperar más. Luis está en la edad perfecta, conservando la inocencia y la ilusión. ¡Nos ha encantado haber ido! Y si hace falta, y nos lo podemos permitir, ¡volveremos más adelante!

Hemos ido del 20 al 24 de noviembre. 5 días y 4 noches. ¡Nos ha dado para mucho!

Los vuelos los cogimos con la compañía finlandesa Finnair. Los cogimos con bastante antelación (en mayo/junio), y la verdad es que nos salieron muy, muy bien de precio. El vuelo hacía escala en Helsinki, y de ahí directo a Rovaniemi.

El vuelo Barcelona – Helsinki dura unas 4 horas. Estaba operado por Iberia y fue de lo más puntual. Era algo que nos daba miedo porque sólo teníamos 40 minutos entre un vuelo y otro. Pero todo fue rodado. Además es muy sencillo el transbordo en Helsinki, está todo muy bien indicado y la puerta del vuelo hacia Rovaniemi está en la misma terminal y muy cerca de la de llegada. Hay que llevar a mano las tarjetas de embarque y el pasaporte COVID de los adultos.

Los paisajes, como veréis son de cuento. Alucinantes. El vuelo Helsinki-Rovaniemi dura aproximadamente una hora.

Rovaniemi está bastante al norte de Finlandia, en Laponia. El Círculo Polar Ártico pasa por encima. El enclave es mágico, aunque me han dicho en muchos sitios que si hubiéramos tenido más días es espectacular ir más al norte, a la Laponia profunda.

Hay mucha oferta hotelera en Rovaniemi, alrededor de Santa Claus Village. Lo cierto es que todos los hoteles se ven espectaculares y están muy cerquita de la Vila, se puede ir andando.

Nosotros elegimos Nova Skyland Hotel. ¡Y nos ha fascinado! El enclave es espectacular, con bosque por todos lados. Y la arquitectura fascinante. Son como aparta-hoteles. Con cabañas y habitaciones repartidas por el bosque. La recepción y los salones se encuentran en la zona central, así que para ir a desayunar hay que ir por caminos entre el bosque (muy cerquita), algo muy bonito y encantador.

Esta fue nuestra habitación: Aurora Suite. Con un espacio brutal y unas vistas increíbles. Con dos plantas y dos baños (uno en cada planta). Sin cocina (otras habitaciones y cabañas sí que la tienen), pero con una zona de bar con nevera, muy cómoda.

De lo más alucinante, ¡la habitación tenía sauna! Martín e Isabella son muy pequeños, pero Luis disfrutó a tope de las Saunas antes de ir a dormir. Se quedaba de lo más relajado.. ¡Jajaja!

Todo increíble, la verdad. Pero nos sorprendió mucho que no vienen a hacerte la habitación. Algo extraño para un hotel de lujo como este. Si quieres ese servicio, se paga a parte. Nos hubiera gustado saberlo de antemano, la verdad. Aún así, lo recomiendo 100%.

Cenamos un par de noches en el Hotel, y estaba muy bueno. Con oferta de menús infantiles. Pero salía bastante caro cenar todos. Cenamos en otros restaurantes de Santa Claus Village, y otra noche en la habitación a base de picoteo (salmón ahumado que está buenísimo) y tostaditas, y postres muy buenos que compramos en un supermecado ¡disfrutamos! También tienen una cabaña abierta con una barbacoa que puedes utilizar para llevar salchichas, carne, tostadas, etc.

Teníamos tres días completos para hacer diversas excursiones. Lo reservamos todo desde España. La idea era hacer el primer día excursión con trineo de perros husky por el bosque, el segundo día ir a conocer a Papá Noel y el tercero otra excursión por el bosque con trineo llevado por renos, que nos habían dicho que es espectacular.

Lo que ocurrió es que en los días que fuimos no había nieve. Hacía mucho frío pero a penas había nieve. Nos nevó el penúltimo día por la noche y el último. Fue espectacular, eso sí.

La primera excursión la teníamos reservada con Parpalandia. Y os recomiendo 100% que hagáis excursiones con ellos. Nosotros estuvimos encantados. Te recogen en tu hotel y te devuelven luego. En el camino vimos renos en libertad que cruzaban la carretera, os digo que parecía un cuento.

La familia Parpala (de ahí el nombre de Parpalandia) tiene una finca increíble como a unos 45 minutos de nuestro hotel en coche. Al estar más apartado de la zona “turística” tiene todavía más encanto. Con un lago helado espectacular. La idea era hacer un tour con perros en trineo. Los perros son preciosos y los tienen súper bien cuidados.

El paraje es de ensueño. Como podéis ver en las imágenes. Ese día hicieron alguna salida con otro grupo, pero nos recomendaron no hacerla con niños tan pequeños porque había mucha piedra y era hasta peligroso. Con nieve hubiera sido espectacular. Os recomiendo su instagram AQUÍ, porque van colgando detalles de sus excursiones. ¡Veréis que son increíbles!

A cambio, nos montaron un planazo allí mismo. Nos enseñaron a pescar en el lago helado. ¡No sabéis qué divertido!

El frío es importante. Más abajo os doy detalles de cómo íbamos vestidos para no pasar frío, que me lo habéis pedido mucho.

Después nos prepararon una sopa muy reconfortante en una de sus cabañas. Sopa de salmón exquisita. Si os gusta el salmón (yo soy forofa), disfrutaréis en este viaje.

Luego nos montaron en otra cabaña una “salchichada”. Buenísimo y muy divertido para los peques. Tenemos un destacado de Laponia con stories para que veáis cómo fue en nuestro perfil de instagram.

Un disfrute de día.

Pero la noche no se quedó corta. El equipo de Parpalandia nos ofreció como compensación por no haber podido salir con los perros, ir a hacer una salida nocturna con ellos para ver Auroras Boreales. Un sueño para todos. Creímos que no podríamos hacerla con niños tan pequeños. Pero ellos tienen una cabaña acondicionada con una hoguera al lado del lago helado (otro diferente al de su finca), para resguardarnos calentitos todos.

¡También tuvimos la suerte de ver estrellas fugaces! Fue una noche muy clara y espectacular.

Las imágenes hablan por sí solas. Es un fenómeno increíble de la naturaleza que tuvimos la suerte de poder contemplar. Uno de los guías que nos llevaba era de Madrid, Jose, y nos dió una clase magistral sobre las Auroras Boreales.

Disfrutamos como enanos, ¡os podéis imaginar! Gracias equipazo de Parpalandia.

La excursión del día siguiente fue la más mágica de todas. ¡El día que conocimos a Papá Noel! No sabéis cómo disfrutamos todos.

Nos vino un elfo a recoger al hotel. Los elfos que nos acompañaron durante toda la excursión hablaban español, algo que agardecimos muchísimo, porque aunque los niños entienden inglés, no es lo mismo que el español. Fue todo mágico.

Es la excursión Santa Claus Secret Forest – Joulukka. En concreto, elegimos “Dream of Joulukka”. Nos montaron un tour privado para las tres familias. Podéis ver todo lo que incluye AQUÍ.

No os quiero contar mucho, porque la gracia de esta excursión es vivirla con sorpresa.

Pero sí que os puedo decir que nos emocionamos todos. Si esperáis fuegos artificiales o vivir una experiencia atómica, esta no es vuestra excursión. Si por el contrario esperáis magia, ilusión y la sencillez de la Navidad, aquí lo encontraréis. Es mágico conocer a Papá Noel así, enmedio de un bosque secreto y mágico.

¡Yo estaba casi más emocionada que los niños!

Os dejo el enlace: https://santaparkarcticworld.com/tour/dream-of-joulukka-group-program_8

Al día siguiente sí que nevó, pero no lo suficiente para hacer la excursión que teníamos prevista con renos. Así que aprovechamos para ver en profundidad Santa Claus Village, a dos minutos caminando desde nuestro hotel.

Hay una sencilla excursión para los niños en trineo de renos, y aprovechamos y los montamos. Ellos se lo pasaron súper bien.

Éste es el punto exacto dónde se cruza el Círculo Polar Ártico. Hay una webcam (que llevamos viendo desde el verano), dónde se ve en directo el estado de esta plaza. Os la dejo porque es muy divertido luego mandarlo a vuestros familiares cuando estéis ahí: https://santaclausvillage.info/es/live-video-webcam-pueblo-papa-noel/

Todo el pueblo de Santa Claus es muy mágico. Decorado con mucho gusto y muy auténtico. Merece la pena visitarlo.

La última excursión que hicimos fue a Santa Park, una caverna en medio de las montañas. Está a 2 minutos en coche desde Santa Claus Village. Es una especie de parque recreativo entorno a la Navidad y Santa Claus.

Con un montón de actividades y espectáculos en su interior: escuela de elfos, un viaje en tren mágico, diferentes espectáculos, un espacio con esculturas de hielo, un viaje en 3D por todo el mundo con el trineo de Santa Claus, etc.

Esto está un poco más “preparado” para el turista. No es tan real y mágico. Pero igualmente es espectacular, ¡merece la pena verlo!

La entrada incluye la comida. Las entradas las podéis comprar directamente allí o en su web. El horario es de 10:00h a 17:00h. Hacen varios espectáculos (a las 12:00h, a las 14:00h y a las 16:00h), es en el mismo lugar que el comedor-buffet, así que lo ideal es comer mientras ves el espectáculo. Os recomiendo ir mejor entre semana, tiene pinta que los fines de semana debe estar a tope.

Tanto en Santa Claus Village como aquí en Santa Park hay Santa Claus para visitarlos; pero nosotros preferimos no hacerlo ya que los niños más mayores son muy listos y verían que es diferente… Como ya lo conocimos en Secret Forest, ya fue suficiente.

Otra de las visitas fue e Arctic Museum, Arktikum en Rovaniemi. El edificio es un verdadero espectáculo frente a un lago (helado).

Y para finalizar, os doy las claves de nuestros atuendos. Los dos últimos días (que nevó), subieron las temperaturas, pero los días que hacía sol y estaba despejado el frío era brutal.

Ya me conocéis, soy presumida a rabiar, y me llevé diferentes looks, pero al final llevamos cada día lo mismo, tanto los niños como nosotros:

Ropa térmica (mallas largas y camiseta de manga larga), llevad para los diversos días

Calcetines de ski (me recomendasteis de lana mejor que acrílicos, pero los acrílicos reforzados tampoco me fueron mal

Botas waterproof forradas por dentro (las más calentitas que encontréis, creedme que no os sobrarán)

Forro polar o jersey

Traje de Ski (pantalón + chaqueta impermeables, si la chaqueta es con capucha ¡mejor!)

Gorro (me llevé varios)

Guantes de nieve.

Compramos las almohadillas que se calientan, pero las utilizamos poco, la verdad. Supongo que en las excursiones en trineo hubieran ido muy bien.

Creo que eso es todo… se me quedan algunas cosas en el tintero, pero es que no me puedo enrollar más… ¡Jajaja!

Espero que os haya gustado ¡y os sirva!

Y cualquier duda, me tenéis en @eliandeli_

¡Muchas gracias por estar seimpre ahí!

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *