¿Qué puede hacer la tecnología por la sanidad?

El sector de la sanidad lleva tiempo volcándose en la implementación de diferentes tecnologías que le permitan mejorar sus procesos, avanzar en el desarrollo de tratamientos y acelerar diagnósticos. Son muchas las tecnologías que están beneficiando a este sector. Desde los equipos o pantallas en diferentes áreas hasta los sistemas de digitalización de historias o aplicaciones para mantener informados a los pacientes.

Sin embargo, en muchas ocasiones nos perdemos en tecnologías sin llegar a lo importante; cómo se aplican en el día a día por el personal sanitario o administrativo. Y es ahí donde queremos incidir hoy con algunos casos prácticos que van desde que un paciente entra en un centro sanitario hasta que es intervenido. Vemos algunas de las áreas donde la tecnología está beneficiando de forma clara.

Gestión de pacientes: ganando en agilidad y seguridad

Empezamos por la entrada de un paciente a un centro sanitario. Un espacio que no siempre conoce y donde necesita diferente información para gestionar su visita; ya sea para llegar a la sala de espera o saber los turnos que le quedan.

En este sentido, tanto las pantallas como la señalización digital ha supuesto una mejora para la gestión de pacientes. Una tecnología que permite administrar más ágilmente y proveer un sistema seguro donde se garantice la protección los datos personales, a la vez que se informa y divulga conocimientos.

Consulta: mejores tratamientos

El paciente entra en la consulta o se queda hospitalizado y la tecnología sigue muy presente. Ya sea en modo presencial como virtual (telemedicina), la relación médico-paciente rara vez no se da con una pantalla mediante. Un equipo donde el rendimiento y la automatización de tareas puede garantizar una mejor atención, diagnóstico y tratamiento.

El equipo en cuestión debe estar preparado para visualizar pruebas de diagnóstico por imagen con la mayor calidad y rapidez.

Además, podemos complementar la consulta con opciones de videocolaboración para casos más específicos en los que intervengan diferentes facultativos especializados o sea necesario gestionar tratamientos inmediatamente desde una hospitalización domiciliaria.

Tampoco nos podemos olvidar de la importancia de la tecnología en una hospitalización. Los pacientes necesitan estar informados de la evolución de su estado, pero a la vez llevar de la mejor manera el período de estancia en el centro sanitario. Dos objetivos donde las pantallas -tanto en la parte administrativa como en la informativa y de entretenimiento- son fundamentales.

Reuniones: más productividad y respuesta

En los casos más complejos que deben ser sometidos a comités médicos interdisciplinares, las salas de reuniones puede estar equipadas con tecnología más completa. Hablamos de pantallas de alta resolución para comprender la situación y equipos desde los que centralizar la intervención de los diferentes profesionales.

Con sistemas colaborativos y una alta calidad de imagen podemos garantizar una mayor productividad y respuesta.

Pruebas: de días a minutos en el diagnóstico

Para poder evaluar mejor un caso es muy frecuente solicitar pruebas de rayos X, biopsia o cualquier otra rama de anatomía biológica. Áreas donde la calidad de imagen cobra una especial importancia, pero también la agilidad en obtenerla.

Los protocolos de análisis de muestras más utilizados en centros hospitalarios suelen retrasar la entrega de resultados al especialista que los solicita entre 15 días y un mes, mientras que los nuevos formatos digitales son casi inmediatos. Y es que la digitalización de las pruebas permite que se pueda tener los resultados en muy poco tiempo.

Estos resultados pueden ser transmitidos con aún mayor rapidez gracias a sistemas cloud que centralicen la información a la vez que nuevamente garanticen la seguridad de los pacientes.

Cirugías: mejor imagen, mejor respuesta

Y si finalmente es necesaria una intervención mayor, la tecnología seguirá siendo una gran aliada. Especialmente toda la que tenga que ver con la imagen que permite reproducir colores lo más fidedignos posible, una gran nitidez y un menor parpadeo de imagen, entre otros.

Concretamente, la tecnología 4K de LG supone un avance evidente en los quirófanos donde la calidad de imagen, ergonomía de las pantallas y funcionalidades extras pueden marcar la diferencia.

La entrada ¿Qué puede hacer la tecnología por la sanidad? es original de MuyPymes

Por Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *